26/11/08

Shaken, not stirred


Los que vimos saltar por los aires todas nuestras reticencias sobre Mr. Craig, con la excelente Casino Royale, acudíamos al cine con la duda de si mantendría su solvencia en la nueva entrega.
La duda no duró más de treinta segundos, justo lo que tardó 007 en aparecer en una de las persecuciones automovilísticas más impresionantes que recuerdo, a partir de ese momento quedé planchado en la butaca ante una sucesión de prodigiosas escenas de acción solo fugazmente interrumpidas supongo que para dejar respirar al apabullado espectador.
Ya lo dije en su momento, detesto la crítica cinematográfica así que no les aburro con pormenores: Quantum of Solace, que para mi tiene el mejor título de la saga, precioso de sonoridad y capacidad evocadora, es una excelente película de acción, más que notable , pero… tiene muy poco de lo que los verdaderos fans esperamos.

Por eso este no es el comentario de un cinéfilo, yo soy un Bond-freak que escudriña cada nuevo episodio a la luz de sus manías, fobias, filias y de un exhaustivo conocimiento de la saga, es lo que tiene ser fanático.



Bond, James Bond: Si partimos de la base de que mi 007 favorito es Roger Moore, el más sarcástico, ligón, caradura y menos atlético de todos, se entenderá que en Daniel Craig eche de menos estas virtudes. El nuevo Bond habla poco, se ríe menos y liga lo justito. Su potencia física le sitúa en la línea de Sean Connery frente a Pierce Brosnan y el propio Moore, más dados a la astucia y el vacile.
Y algo imperdonable: Craig siempre anda deprisa y un hombre que anda deprisa es siempre un pobre hombre. Andar deprisa solo es equiparable en desonra a llevar bolsas de la compra o ser sorprendido con los pantalones en los tobillos o masticando chicle.

Mujerío: A mi las chicas Bond me gustan despampanantes, tremendas, agresivas, dominantes y, a ser posible, malas. La Kurylenko no es nada de eso, es guapa eso si, tiene un pasar. Respecto a las secundarias, bien escasas, habrá que seguir la pista a la ¿pelirroja? Gemma Arterton en el futuro. Muy estimulante, mucho, la amiguita de Giannini que si está en esa línea de las mujeronas de atrezzo tan añoradas (no he podido encontrar ni nombre ni foto, pero estoy en ello). En este asunto, absolutamente esencial, es donde el film más flaquea… con decir que no sale ninguna rubia.

Landscapes: De esto si está muy bien servida, seguramente es la película con más localizaciones. Paisajes exóticos, parajes desolados y ambientes abigarrados a cascoporro. Bien.

Elementos de Estilo:
No hace Bond un gran alarde en cuanto a vestuario, pero sale más que airoso del envite. La primera parte se la pasa casi toda con un vaquero blanco que es mi prenda fetiche del momento así que genial. Impecables trajes de magnifica factura, diseñados por Tom Ford. Solo camisas blancas con lo que yo denomino cuello spanish médium y pañuelos de bolsillo exclusivamente blancos, como Dios manda. Discretas corbatas monocolor y como curiosidad, y esto ya es para nota, un quinto botón en la bocamanga de la chaqueta, por supuesto sin abrochar. 40 de estos trajes se cargó durante el rodaje, según Craig le daban ganas de llorar. Perfecto igualmente de smoking. Notable alto el muy cabrón.

Gadgets y cachivaches: poca cosa, un maxi ordenador táctil muy chulo, una especie de ifón gigante, y poco más. Hace tiempo que en este campo Bond se volvió creíble y no cuelan aquellos artefactos tan deliciosamente naif con los que se equipaba, una lástima.

Humor: o su ausencia. Esto es lo peor. En una entrevista en GQ Style, Craig ya anunció que de las varias docenas de gags que se habían rodado la casi totalidad se desecharon ya que este Bond tenía que ser un tipo roto por el dolor sin más objetivo que la venganza. Temiéndome lo peor al final no fue para tanto, ni lloriqueó ni nada.
Ay, aquellas muecas de Moore arqueando la ceja.

Odio los post largos así que corto, podría seguir con los malos malísimos, corrientitos, los coches, un divertido Ford Ka y Aston Martin, menos mal, relojes, sigue con Omega el traidor, la canción, una pintoresca pero efectiva join venture entre Alicia Keys y Jack White de los White Stripes, los efectos especiales... para un libro vaya.

Resumiendo: una buena película para pasar un buen rato y si no son especialmente seguidores de la saga igual ni se dan cuenta de que ni siquiera pronuncia la mítica frase: "Bond, James Bond".
¿Que será lo próximo?, ¿un Bond gay?. Como se empeñe la mafia rosa...


Como crítica pueden leer esta de El País con la que estoy básicamente de acuerdo. La web es excelente.

12 comentarios:

Aretha dijo...

A mi también me fascina el mundo de Bond. Su estilo, los actores, todo es trend para mí. Aunque debo reconocer que a Daniel Craig cada vez le creo más como agente secreto

PQ me lo merezco! dijo...

Siempre me han gustado las pelis de Bond. Me quedo con Connery y con Brosnan por el porte y el estilo para lucir trajes.

Craig no me convenció desde el momento que lo anunciaron como nuevo Bond, es como una mascara, no sé si sabe sonreir, rigido el pobre.

Y que quieres que te diga, a mi me encantaba ese entrañable viejecito enseñandole todos los cachivaches a Bond en su laboratorio de pruebas. Aunque no fuera creíble, me divertia con ellos, con esos bolis que tenian un cañon laser incorporado que se cargaba a 500 de golpe. Tenia su cosa!!

De las chicas no opino.

Vaya disertación!!! Perdón por el discurso.

Un beso
Bea

P.D. una duda... está correos en huelga??????

nimenos dijo...

Yo a lo mio... a mi este sr. no me gusta nada para James Bond... prefería a otros elementos más morenos... este parece el malo de la peli... un ruso por ejempño

El Jardín de Lulaila dijo...

Estoy con nimenos, mejor descripción imposible, este el ruso malo, no el bond con carisma, elegante, con gracia, sarcástico... no, creo que no hemos ganado con el cambio.... Respecto a los cachibaches, completamente de acuerdo. A mi de pequeña lo que más me gustaba cuando iba con mi padre a verlas eran los cachibaches, que te hacian soñar, imaginar..... vale, ya se que vivimos en una era en lo que esta todo inventado, y ¿que?, que se pongan a pensar..... Gran post, de los mejores.
PD: yo no es por presionar, que ya sabes que la paciencia es mi gran virtud, pero si, parece que Correos sufre una profunda crisis, pero que sepas que hay unas empresas de mensajería URGENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE que trabajan francamente bien.... Besos rey, con camiseta o sin ella se te quiere.

Baglife dijo...

lu: como causante de la ruina de mi concurso le corresponde el honor de ser la última en recibir su inmerecido regalo, asi que no me llore, no me llore. después que tenía que haberla descalificado !!!de desagradecidos está el mundo lleno, que verdad tan grande.

El Jardín de Lulaila dijo...

Por alusiones, no me haga hablar, no me haga hablar......., y no , no me valen las palomas mensajeras mientras falle correos........
besos.

Teresa dijo...

Me encanta este post. No te gustará la crítica cinematográfica ni los posts largos pero la verdad es que se te dan los dos de lujo. Con el de Sexo en Nueva York lloré de la risa y no podía estar más de acuerdo. Todavía no he visto la última de Bond, pero he de decir que yo también me quedo con el vacilón de Moore.

pinup_shoot dijo...

Saludos desde mi exilio voluntario, me alegro de ver como va tu blog :o) que genial es decir poco, un beso!

Baglife dijo...

Craig está bien en los papeles que ha hecho, la cuestión es: ¿soportaría hacer un Bond al estilo clásico? no me lo imagino.
jajaja, es cierto tiene cara de ruso malo.
muchas gracias teresa, siempre que escribo un post largo creo que puedo aburrir. no sabes cuanto me alegra que aprecies al bueno de Roger. Linko tu excelente blog.

Baglife dijo...

pinup !!!, cuanto bueno, que alegría ¿como va todo chiquilla?

Paloma dijo...

Entrevisté a la Kurylenko este verano. Más maja que las pesetas, pero una hortera. No sé por qué ahora la ponen de fashion icon. Estar de actualidad no quiere decir que vistas bien, joé

Baglife dijo...

suele ocurrir. la verdad es que googleé a esta mujer buscando algo más estiloso y nada.