1/8/07

Preciadas Posesiones Part.1 (mi Rolex)


Dedicaré una serie de posts a mis objetos más preciados, que no han de ser necesariamente los más caros. Esas cosas a las que uno tiene un apego especial por diferentes motivos, y a las que casí otorgamos vida propia, hasta el punto que no sabemos si nosotros las poseemos o somos poseídos por ellas.
Y no podía empezar de otra manera que con mi Rolex Submariner, al que venero casí hasta el fetichismo. En general adoro los relojes, la única "joya" que un hombre elegante puede llevar sin sonrojarse, tengo bastantes de todo tipo aunque solo 4 o 5 verdaderamente interesantes.
Pero un Rolex es, naturalmente, mucho más que un reloj, es llevar una leyenda en la muñeca. El compañero inseparable del mejor Bond, falsificado hasta la saciedad, permanece en la cima de la cima de los indiscutibles desde que empezara a fabricarse hace más de 50 años.
Dos cosillas al respecto:
- Antes un Swatch auténtico que un Rolex falso.
- Es un reloj perfecto para mujer(veré si encuentro una foto de Inés Sastre con él puesto que wooowww !!!)
No tengo precios actualizados pero los modelos en acero deben estar en torno a los 3.000 €, en oro y acero sobre 5.000 € y en oro unos 16.000 €.
Algo de historia:
Los primeros estudios de Rolex denominaban a estos relojes de buceo como “the frogman” (el hombre rana), pero se tantearon tres nombres para este mítico reloj: Deep-Sea Special, Frogman y Nautilus. Hans Wilsdorf, fundador de Rolex, al principio prefirió el nombre Deep-Sea Special, pero en 1953 finalmente se escogió el de Submariner. Los primeros tests se llevaron a cabo por Dimitri Rebikoff con un prototipo del modelo Deep-Sea. Míticas expediciones como la Moana, la Antártica o Ra II tuvieron al Rolex Oyster Perpetual Submariner como protagonista.
En 1953 se lanza el Rolex Submariner, primer reloj sumergible hasta 100 metros y en 1954 se garantiza la impermeabilidad hasta 200 metros. En 1959 se introducen mejoras técnicas como protecciones a cada lado de la corona de remontuar y se amplia el diámetro de 36 a 40 mm. En 1969 aparece el modelo con fecha y también oro. En 1979 el cristal de zafiro sustituye al de plexiglas y se garantiza la impermeabilidad hasta 300 metros. En 1983 se introduce el modelo Rolesor, combinado de acero y oro, y en 2003 se lanza un modelo para celebrar los 50 años del Submariner, con el bisel en verde.
Los relojes Rolex Submariner pertenecen a la colección Oyster Professional como Explorer, GMT-Master II, Sea-Dweller 4000, Yacht-Master o Daytona.
El Rolex Submariner tiene un diámetro de 40 mm, bisel giratorio negro, esfera negra y brazalete oyster fliplock. El Submariner Date tiene cuatro modelos, todos ellos con 40 mm de diámetro, entre los cuales destaca el que conmemora el 50 aniversario de los Submariner con el bisel en verde.

2 comentarios:

lucus augusta dijo...

Holaaa, bienvenido al mundo blogueril majete, pues mira, a mi también me gustan los Rolex, pero mi infraeconomía actual no me permite adquirir uno de ellos que si no... ni Inés Sastre, jajaja, y es verdad lo que dices, es un horror ir presumiendo de algo que además de que es falso, es que lo sabes!!!!! el tuyo es una monada y vaya! como se revalorizan, recuerdo que una prima mía cuando yo era peque se compró uno en una joyería del Paseo de Pereda en Santander y pagó a tocateja 250.000 pesetillas de nada, billete trás billete y si encima es un rolex ya de por lo menos 25 años, (yo tengo 36) se cotizará además ser vintage o no? jejeje.
Bueno pues cuida tu posesión que es bien chula y muchos besos.

baglife dijo...

hola lucus:
es evidente que son relojes caros, pero son para siempre !!!, no solo para uno tambien para tus herederos. el mio tiene como 20 años y vale más del triple de lo que pagué por el. (mi primer sueldo lo gasté en una pluma montblanc meisterstuck que ya pondré por aquí).
besos y besos.